Fiscal General de la República destacó el trabajo de la Defensoría del Pueblo y Ministerio Público en la defensa de los derechos humanos

 

El Fiscal General de la República, Tarek William Saab, informó que el Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo trabajan actualmente de manera conjunta para actuar ante acciones que impliquen la violación de los derechos humanos a la ciudadanía por parte de agentes de seguridad.

Durante el foro Avances y desafíos de los Derechos Humanos en los últimos 20 años, organizado por la Defensoría del Pueblo, resaltó que ambas instituciones se mantienen en lucha para preservar el Estado de derecho.

Refirió que la aludida institución nació luego de la aprobación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, en la cual hizo grandes aportes como constituyente dentro de la Comisión de Derechos Humanos de ese entonces, junto al actual Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz.

Indicó que durante esa labor buscaron que el novísimo organismo estuviera dentro de las instituciones democráticas del Estado, a fin de recibir denuncias del pueblo en materia de derechos humanos y prevenir esas acciones a través de la educación.

Saab expresó que los 20 años transcurridos revelan una oportunidad importante para que el país sea un positivo ejemplo y un avance en la referida materia “más allá de los errores y algunas deficiencias por corregir”.

En esta oportunidad, el Fiscal General señaló que a pesar de que en la etapa de la democracia puntofijista existían situaciones de desapariciones, masacres y crímenes políticos, los organismos internacionales apenas se pronunciaban, y los informes de Amnistía Internacional “eran tibios y muy mediocres o prácticamente complacientes con el estatus quo y con el terrorismo de Estado”.

“Ser activistas y defensor de los derechos humanos en esa etapa era una acción heroica, gallarda o sumamente valiente que implicaba estudio y formación”, recordó el titular de la acción penal.

Asimismo, dijo que en esa etapa las Organizaciones no Gubernamentales tenían una especie de limitación, debido al temor que tenían por la represión.

Medidas coercitivas

En su intervención, la máxima autoridad del Ministerio Público expresó que en la actualidad se usa el tema de los derechos humanos para invadir países como ocurrió en Libia y otras naciones petroleras para apoderarse de sus recursos.

Agregó que en la actualidad, Venezuela presenta situaciones desagradables en lo económico, debido a que se le impide al Estado comercializar el petróleo para generar riquezas y estabilidad.

“Cómo un país puede sobrevivir con 800 medidas coercitivas, son vivir dificultades”, se preguntó Saab

Refirió que lo que se busca es asfixiar económicamente al país para que se produzca un estallido social, “y es lo que no han podido lograr durante años”.

En esta actividad intervinieron el Defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz, y la Ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, Iris Varela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *